¿Cuál será el futuro de Villa Pajón?

Villa Pajón, Valle Nuevo, Constanza, provincia La Vega. Foto: Carlos De Soto Molinari. Villa Pajón, Valle Nuevo, Constanza, provincia La Vega. Foto: Carlos De Soto Molinari.

Se que este artículo de mi opinión personal, no le caerá bien a más de un par de mis amigos radicales, pero lo lamento, mi opinión nunca será parcializada aunque afecte a quien afecte y aunque parezca en un principio, que va en contra de lo que digo y hago con mucha frecuencia, pero no todos los casos se tratan de igual forma para resolverse.

HASTA AHORA estoy en total apoyo con el nuevo incumbente del Ministerio de Medio Ambiente, y a raíz de algo que compartí ayer en nuestra página de facebook Eco y 1/2 Ambiente, me han escrito amistades preguntándome, acerca de lo que pasará con Villa Pajón en Valle Nuevo y no lo sé, pues aunque el comunicado fue muy claro, no se refiere específicamente a este complejo de villas ecoturísticas. Aun así, daré mi opinión personal al respecto.

Cuando el Ministro y yo éramos dos muchachitos, ya existía Villa Pajón. Hace más de 40 años que visito ese lugar, el cual es de una familia muy reconocida del país y que además estimo mucho. Es bueno aclarar que no me pagan, ni trabajo para ellos, esto, por si acaso aparece uno haciéndose el gracioso.

Entiendo que ese lugar no debería tocarse, y creo que así se estipula en el comunicado. Respecto a los cultivos de Valle Nuevo y demás, ya eso son otros quinientos, de los que no puedo opinar, pues no se y no voy a especular al respecto. Según he sabido, esta familia tienen al día y en orden todos los permisos que se requieren para estar allí, a demás de que son propietarios de esas tierras, desde antes de ser Parque Nacional.

He estado docena de veces en Villa Pajón, haciendo fotografía de macrofauna de la zona, catalogándola e inventariándola por especies y soy testigo de la buena intensión de esa familia, por una parte, incrementando el turismo ecológico sostenible para a la zona y de paso intentando preservarla de muchas otras formas. He hablado con ellos de todo eso y tienen un real interés en ese aspecto, incluso, en una ocasión, hablamos de que como yo sabía de insectos y sobre todo, de lepidópteros (mariposas), estaban interesados en que les hiciera unos jardines (sin cobrarles, por cierto y por si acaso) con plantas hospederas de la zona para atraer y servir de nursery a mariposas que habitan el valle, y así, facilitarles su observación, y reproducción.

Hablamos de otros jardines de plantas de alimentación y otros temas para incrementar la vida de lo chiquito en Valle Nuevo. El proyecto no se ha realizado por mi falta de tiempo, no por ellos.

De lo demás que escucho decir, yo no se, pues no soy investigador, ni nadie me paga para eso, pero si se que no es como algunos fanáticos del todo o nada lo pintan. Mientras esa familia pionera en Valle Nuevo estuvo allí, nada paso; el problema estuvo en la permisividad alegre de los gobiernos, en dejar que algunos  invasores, siguieran entrando para sembrar y modificar el parque. Pocos son los que allí han hecho trabajos serios, sobre su fauna chiquita (insectos) y está de más decirles que se ha reducido mucho, pero aún hay tiempo suficiente para permitir que se restablezca.


Pienso, que  un Parque Nacional, a nadie le debe doler más, que a los pioneros que lo han visto crecer y que han luchado en muchos aspectos por conservarlo. Obviamente, me refiero exclusivamente a esta familia que conozco pero no puedo opinar en otros casos.

El turismo ecológico sostenido y autosustentable debería ser el Norte en la RD. Es nuestro futuro, es la moda, es la tendencia, es el camino a seguir, y si en cada uno de los proyectos y parques hay un número muy reducido, pero ÍNTEGRO, de familias probadas con los años, ese futuro estará aún más asegurado.

Permitir uno o dos (NO MÁS) lugares como Villa Pajón, con permisos otorgados por una comisión formada por Medio Ambiente y una parte civil, que no tenga intereses, sería lo ideal dentro de los parques, donde los interesados puedan quedarse a un precio módico, donde haya facilidades que eviten el deterioro de otros lugares y donde se pueda reunir  la familia dominicana (real propietaria de todo) a compartir bajo reglas estrictas y claras de cada complejo. Solo piénsenlo!!!...el asunto está en cómo otorgar y depurar para los permisos adecuados, consensuados e imparciales. Deben ser personas probadas de años y con algo de conocimientos de medio ambiente y ecología y con intenciones reales y auténticas sobre naturaleza y conservación. El requisito principal seria, que pudieran vivir en el lugar.

No es cuestión de que si  se le otorga a ricos o pobres, es cuestión de salvar lo que es de todos, y para una buena infraestructura se tiene que tener el dinero, el deseo y la intención probada. O sea, que esto que propongo, no es para pobres, ni hará ricos a los pobres, pues hablamos quizás de 5 o 6 estancias pilotos y con terrenos del gobierno y de los parques, no vendidos, sino arrendados por un tiempo necesario pero sin contratos leoninos tampoco.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba
Publicidad

Secciones

Noticias Regionales

Nosotros

Síguenos