El ajedrez en los tiempos de Bobby Fischer

Robert James Fischer (9 de marzo 1943 - 17 de enero 2008).

Siento una mezcla de nostalgia y alegría al evocar el primer lustro de la década de los 70's. En el aspecto negativo recordamos la Guerra de Vietnam, el ataque terrorista de las Olimpíadas de Munich, el escándalo Watergate y en nuestro país, la situación política de mucha incertidumbre en que se vivía. En el orden positivo vienen a mi mente las mismas Olimpíadas de Munich, con  los records de natación de Mark Spitz, la explosión de la música de los Beatles, el dominio de la llamada 'maquinaria roja" de los Rojos de Cincinati en el beisbol de Grandes Ligas, así como la celebración en Santo Domingo, en 1974, de los XII Juegos Centroamericanos y del Caribe, en el entonces recién construido Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.

Pero de todos esos recuerdos, el que más me impactó y marcó mi vida hasta el presente, fue sin duda la llegada del ajedrez a mi vida, con el florecimiento de éste en el mundo, gracias al aporte del legendario jugador Bobby Fischer.

Este ajedrecista estadounidense es considerado un genio. Poseía un coeficiente intelectual de 184, por encima del de Albert Einstein. Y dada su gran precocidad y creatividad en el juego, a menudo se dice que él es al ajedrez lo que Mozart es a la música.

El legado más importante de Fischer es  la amplia difusión del ajedrez en todo el globo, debido a  él. Hoy en día, el ajedrez es una actividad muy relevante en países tan importantes y superpoblados como China y la India. Allí se viene dando la proyección cultural internacional de individuos muy talentosos, por vía del ajedrez.

Ejemplo de lo anterior es el actual campeón mundial de ajedrez, V. Anand, quien es originario de la India. También puede citarse el caso de los resonantes éxitos a nivel mundial, de la rama femenina del ajedrez chino; así, no nos sorprendería que en un futuro cercano algún jugador chino , se alce con el título mundial de ajedrez. En estos momentos tanto China como lndia son potencias ajedrecísticas , sin dudarlo,  gracias a la influencia y los éxitos de Fischer.

En los países del tercer mundo, la influencia de Fischer también ha sido determinante. Hasta las décadas de 60' y 70' el ajedrez era un juego muy exclusivo, reservado a las élites, que lo promovían para gente inteligente y muy intelectual en esos países. Hoy en día, sin embargo, el ajedrez se practica abiertamente y al aire libre  en cualquier lugar.

Otro fenómeno social derivado de los éxitos de Fischer fue el interés de países económica y culturalmente desarrollados por promover el ajedrez en niños y jóvenes; esto ha tenido como consecuencia que en la actualidad hay cada vez más Grandes Maestros Internacionales (GM) y Maestros Internacionales (MI) más jóvenes que en décadas pasadas.

Fischer era un gran profesional y sentía un enorme amor y respeto por el ajedrez. Siempre tuvo claro que su meta era alcanzar la cima del ajedrez mundial. Así, en los años 60  viajó a Rusia a aprender el idioma ruso.  En lo personal, él comprendió la necesidad ampliar su cultura y mantenerse actualizado con todas las noticias teóricas del ajedrez. En efecto, el ajedrez era en Rusia, y aún lo es, una especie de pasatiempo nacional que compite con el ballet y el fútbol. Así, dominar el idioma ruso le daba acceso a la vastísima literatura ajedrecística de alto nivel, las novedades teóricas de los principales torneos recientes, especialmente en el tema de las aperturas de juego.

Los resultados de sus esfuerzos  se tradujeron en gran progreso de su nivel de juego, y los medios de comunicación americanos empezaron a darle seguimiento a sus actuaciones. De gran  trascendencia fueron las partidas que jugó por telégrafo en 1966, desde el Marshall Chess Club en Nueva York, contra sus rivales en la Habana, Cuba.

Aunque  Fischer estaba desarrollando un ajedrez espectacular , con resultados jamás vistos en la historia del juego, su personalidad controversial lo llevó a retirarse del Torneo Interzonal de Sousse (Túnez) en 1967, por desavenencias con los organizadores del torneo. Permaneció alejado del ajedrez de alta competición durante tres años.

Sin embargo, a su regreso mostró resultados aún mejores que cuando se fue, como por ejemplo su victoria 3 a 1 frente al subcampeón mundial T. Petrosian (Match URSS - Resto del mundo 1970) y su victoria en el Torneo de Buenos Aires de 1970 invicto y  4 puntos por encima del segundo puesto, pese a que en dicho torneo estaba toda la élite del ajedrez mundial con la única excepción del campeón mundial, B. Spassky.

Los avances extraordinarios del juego de Fischer fueron de tal magnitud que la federación rusa empezó a preocuparse porque estaba en peligro la supremacía rusa en el juego ciencia.

En su intento por detener a Fischer, los rusos realizaron enormes esfuerzos colectivos; el principal de éstos fue la creación del llamado comité Fischer. Este estaba  presidido por Botvinnik, Smylslov y Petrosian, junto a equipos de sicólogos, médicos y todos los Grandes Maestros soviéticos. Su objetivo era analizar a Fischer en todos los aspectos de su personalidad y su juego, y entregar los resultados a todo Gran Maestro soviético que tuviera que enfrentarse al americano. Estas informaciones salieron a relucir en documentos secretos, desclasificados luego del desmembramiento de la URSS.

Fischer no participó en el campeonato nacional de los Estados Unidos en 1970, y éste era obligatorio para clasificar para el torneo Interzonal de Palma de Mallorca, España. Esto trajo como consecuencia que quedaba prácticamente excluido del ciclo de competición por el campeonato mundial de ajedrez que se jugaría en España ese año. Pero los ejecutivos de la federación americana de ajedrez negociaron con el jugador Paul Benko (quien se había clasificado para el torneo Interzonal), logrando que éste declinara su plaza a favor de Fischer para que éste jugara en España.

¡Imaginémonos que Fischer hubiera perdido la oportunidad de llegar a ser campeón mundial  por el hecho de no haber participado en ese campeonato nacional Estados Unidos!

Con suma facilidad Fischer ganó  el torneo Interzonal, con 4 puntos de ventaja y se clasificó de este modo para los matches de candidatos al campeonato mundial; ésto le evitó de paso las duras críticas que de seguro habría recibido de los federados norteamericanos por depositar su confianza en él, si no se conseguía el  objetivo de llegar a ser candidato.

Nuestro héroe comenzó con muy buen pie los matches de candidatos. Ganó su primer match a M. Taimanov de Rusia, por un contundente 6-0 (un resultado que no se veía entre jugadores de élite mundial desde los inicios de Steinitz hacía más de 100 años) que sorprendió al mundo del ajedrez.

Los americanos  comenzaron a creer que era posible vencer a los soviéticos y conseguir por fin un campeón mundial de ajedrez. El Gran Fischer también barrió al danés Ben Larsen con otro aplastante 6-0 que terminó por escandalizar al mundo del ajedrez. !Imagínense 12-0 en los matches de candidatos, un score tan abultado contra jugadores de la élite mundial !

La noticia corrió como pólvora en los medios y los noticiarios americanos comenzaron a poner en sus portadas todo este despliegue de superioridad del Genio de Brooklyn y Chicago. Ahora sólo le quedaba salvar un último obstáculo: enfrentar al ganador de la otra semifinal Korchnoi vs Petrosian, la cual terminaría ganando este último.

Hacia 1971 el boom de Fischer llega a República Dominicana. Para ese entonces quien escribe jugaba muy bien  damas o tablero, pasatiempo muy  corriente en el país, mientras el ajedrez era apenas conocido.

Se comenzó a publicitar toda la trayectoria de Fischer, y esto trajo como consecuencia que muchos jóvenes dominicanos, entre ellos yo,  adquirieran los conocimientos básicos y quedaran enganchados al ajedrez.

La figura de Fischer era carismática e imponente. Además impresionaba por su vestir impecable y por supuesto, por su entrega absoluta al ajedrez: esto era lo único que a él le importaba.

Los fans del Mozart del ajedrez esperábamos otro 6-0 en el match que jugaría contra Tigran Petrosian, pero esto ya era muy difícil. Tigran era un jugador muy diferente a Taimanov y a Larsen y mucho más peligroso;  había sido antes campeón mundial derrotando nada menos que al gran Botvinnik y había perdido el título posteriormente de manos de Spassky.

Con todo, Fischer se las arregló para vencerlo en match jugado en Buenos Aires con holgado score 5.5 - 2.5. Amigos argentinos que presenciaron todo el drama del match, cuentan que el gobierno americano rodeó al equipo de Fischer de la máxima seguridad, debido a todo lo que estaba en juego, aparte de que un americano estaba desafiando a la máxima potencia en el ajedrez mundial y en medio de la guerra fría.

Por fin, en el 1972 se alcanzó un momento histórico para el ajedrez mundial. El  americano Robert Fischer enfrentaba al ruso Boris Spassky por el título mundial. La realización del evento estuvo marcada por las presiones políticas en ambos bandos, por las amenazas de retiro y extravagantes exigencias de Fischer. Reykiavik, Islandia, fue el escenario donde finalmente se celebró el famoso campeonato.

La preparación ajedrecística de Fischer había sido extraordinaria, pero la de Spassky mucho mejor, ayudado por los mejores ajedrecistas de la escuela soviética; ellos estaban convencidos de que el americano sólo jugaría la apertura 1. e4. En cambio, él jugó 1.c4 varias veces y con éxito.

Hay que destacar que Fischer nunca había ganado a Spassky, y en la tercera partida del match, al fin pudo ganarle por primera vez. En la partida 17, los rusos comenzaron a temer  que había algo extra-ajedrecístico en la sala de juego que podría favorecer a Fischer. Se investigó y no se encontró nada de lo que ellos reclamaban.

Al final, Fischer ganó el encuentro 12.5 - 8.5, conviertiéndose en el undécimo campeón mundial de ajedrez. Se llevó un premio de 125 mil dólares, dinero nunca antes visto en el mundo ajedrecístico y fue recibido como  héroe nacional por el presidente americano Richard Nixon.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba
Publicidad
Publicidad

Secciones

Noticias Regionales

Nosotros

Síguenos