Sergio Forcadell

Sergio Forcadell

URL del sitio web:

iEl síndrome de Diógenes!

Con este curioso nombre, los médicos designan a aquellas personas que, debido a diversas presiones psicológicas o sociales, se caracterizan por el total abandono de sí mismas, por una absoluta falta de higiene personal que llegan hasta la suciedad extrema, por vivir en un completo aislamiento voluntario en el propio hogar, y sobre todo, se destacan por las grandes cantidades de basura y desperdicios domésticos que acumulan por toda la casa, poniendo en riesgo su salud y, por ende, de las personas y el ambiente que les rodea.

 

La tercera vez de Madrid y la Marca España

Señores, es la tercera vez que la ciudad de Madrid intenta casarse con los Juegos Olímpicos y también la tercera vez que la dejan plantada en el altar con el vestido puesto y el moño hecho, cuando en un instante, un juez medio viejito, parco y lento, saca una cartulina con el nombre de otra capital, quedando así automáticamente eliminada.

La tercera vez de Madrid y la Marca España

Señores, es la tercera vez que la ciudad de Madrid intenta casarse con los Juegos Olímpicos y también la tercera vez que la dejan plantada en el altar con el vestido puesto y el moño hecho, cuando en un instante, un juez medio viejito, parco y lento, saca una cartulina con el nombre de otra capital, quedando así automáticamente eliminada.

¡Presidente! ¡Presidente! ¡su Gobierno no se siente!

Ya hace un año que el Presidente lleva en el poder y por lo tanto ha consumido el 25% del tiempo que los electores le han prestado para que cumpla con su mandato y con las promesas que hizo para subir al poder. El actual gobierno, sucedió a uno anterior que finalizo agotado y arropado por más de una década de corrupción sin precedentes, junto a sus amigas inseparables, la tolerancia y la impunidad. Mantuvo una enorme inercia social que dejó postergadas las clases sociales medias y las más débiles del país, gozó de una vergonzosa política de derroche, y aplicó una fácil solución económica a base de préstamos y más préstamos. Todo ello, por junto, y por separado, nos llevó a una crisis de enorme envergadura, que ni la durísima reforma fiscal de finales del año pasado ha podido paliarla hasta el momento.

Suscribirse a este canal RSS

Secciones

Noticias Regionales

Nosotros

Síguenos