Carlos de la Mota; de Diablo Cojuelo a Rey Momo

Carlos de la Mota; de Diablo Cojuelo a  Rey Momo

“El Carnaval de La Vega es la máxima expresión que tenemos los veganos, no solamente cultural y carnavalesca, también pictórica y festiva; y para mí ser el Rey del carnaval es una gran distinción que pueda tener un vegano”, comentó De la Mota, admitió disfrazarse en su niñez pero nunca imaginarse recibir este reconocimiento que le enorgullece y satisface, sobre todo con mucha humildad, “entiendo que todos los veganos merecen ser reyes”.

Con expertis en el teatro y la actuación para telenovelas, siendo oriundo de La Vega, al Norte de República Dominicana, Carlos de la Mota; jamás ha renunciado a su pasión por las tradiciones populares (Diablos Cojuelos), de su entrañable ciudad natal, y mucho menos, a su -chispa diablesca- que califica como fenotipo cultural por generaciones.

Sin temor a equívocos, el Carnaval Vegano, es la información genética más importante e invaluable heredada aquí. En esta edición, los veganos celebran 509 años de historia y habitud cultural desprendida del legado de inmigrantes cubanos y puertorriqueños unidos a la personalidad de Juan Francisco Fernández, -Juan Fico-; hijo de un empresario español, quienes salían disfrazados cada febrero, junto a sus empleados.

“El Carnaval de La Vega es la máxima expresión que tenemos los veganos, no solamente cultural y carnavalesca, también pictórica y festiva; y para mí ser el Rey del carnaval es una gran distinción que pueda tener un vegano”, comentó De la Mota, admitió disfrazarse en su niñez pero nunca imaginarse recibir este reconocimiento que le enorgullece y satisface, sobre todo con mucha humildad, “entiendo que todos los veganos merecen ser reyes”.

El actor dominicano, también cantante, quien definió la música como su eterno amor, asegura que todos los veganos portan el carnaval en la sangre con muchísimo orgullo. Y es que referirse a La Vega, indica magia, fantasía, pura ficción, la cotidianidad convertida en drama y lo épico una exaltación.

Como si tratase de una historia novelada o un cuento de Bosch; leídos por millones, disfrutado por todos, el carnaval vegano no se limita al disfraz o caretas, a la vistosidad o multicolor, es la esencia humana del pueblo norteño, que no se confunde entre valores, promoción del turismo cultural y respeto hacia la génesis del festival de la carne, herencia del diablo de España.

“El Carnaval de La Vega es la expresión más democrática e incluyente que pueda existir, porque confluyen todas las clases sociales, desde el más humilde hasta el más encumbrado puede disfrazarse en un mismo grupo, es del pueblo y todos lo viven”, admitió el Rey Momo del Carnaval Vegano 2019, además de ser ferviente difusor de la cultura vegana y sus ancestros.

Reveló que ha motivado a sus colegas y amigos de las cadenas televisivas internacionales como Telemundo, Univisión y Televisa a conocer y disfrutar de las costumbres veganas y dominicanas y promover la dominicanidad en playas extranjeras, como Tony Dandrade y su segmento La Mochila, con un exclusivo fin, llevar el carnaval hacia otras latitudes. Asimismo ha invitado actrices y actores de renombre.

Emocionadísimo afirmó que solamente los veganos pueden entender el significado del carnaval, pues al finalizar febrero, llegando marzo aprestan las reuniones y planificación del siguiente año, “aquí no se repiten caretas, ni disfraces”, sostuvo mientras entre carcajadas amenazó como “rey y señor”, reelegirse para el reinado del 2020.

Sobre la participación e integración de los turistas, locales y nacionales dijo que es obligatorio divertirse y disfrutar del feriado popular en familia, resaltando que los veganos son anfitriones por excelencia y que La Vega, la misma cuna del Santuario conocido como Santo Cerro, tierra del literato y político Juan Bosch y Gaviño, de notables dominicanos, “solo pone la alegría, la seguridad y el piso del folklore. Somos la capital del Carnaval Dominicano”.

De cerca con Carlos de la Mota

Con su genuina sonrisa, el también arquitecto de profesión narró como la vida le cambió en el año 2000, al participar en –Espacio México- proyecto televisivo de Telemicro que busca dar oportunidades a jóvenes promesas con aptitudes, donde se vinculaba a los estudiantes de comunicación de Latinoamérica, viajando a las instalaciones de Televisa San Ángel, donde se capacitaban en Televisión, actuación y medios.

Aprovechó la plataforma de –MunicipiosAlDía- para llamar a la juventud a “trabajar y hacerlo con pasión”, calificándolo de gratificante. Recordó que caminando en un pasillo de Televisa un productor le sorprendió diciéndole que si gustaría estudiar en el (Centro de Educación Artística de Televisa) CEA; una institución artística mexicana especializada en la actuación y otros ámbitos del espectáculo.

Confesó ser amante del mangú con salami y de llevar con orgullo la bandera tricolor, “pienso que fue el destino que me puso allí, tras esa oportunidad hice mis maletas cargadas de sueños gracias a Gómez Díaz, el -papá de todos los dominicanos- en ese sentido”, enfatizó el corpulento artista de cabello dorado y sonrisa amplia. Adelantando que planea retomar la música y echarle a sus proyectos con todo.

En su infancia y adolescencia, Carlos siempre destacó por su habilidad y destreza en el béisbol, además de su gran capacidad para las matemáticas. Vivió en Nueva York y domina con fluidez y precisión el idioma inglés, ingenio lingüístico comprobado tras interpretar en la telenovela Destilando Amor de 2007, como el británico James O’Brian; interpretación que le mereciera una distinción honorifica por los críticos cuatro años después, en 2011.

Filmografía

Destilando amor de Nicandro Díaz, su debut; las Vías del Amor, Clase 406, Mariana de Noche, Amar Otra Vez, La Madrastra, series: (Mujer, Casos de la Vida Real; Decisiones), La Fea más bella, Las Tontas no van al Cielo y Lo que la vida me robó, entre otras.

¿Y quién fue el Rey Momo?

En la antigua Mitología Griega, el -Momo-, del latín -momus-personificaba las burlas y el sarcasmo acompañado de la agudeza irónica, para los romanos, -Dios de la Locura-, además famoso por divertir a los dioses del Olimpo con sus críticas agudas y mímica grotesca, aseguran datos bíblicos.

En Latinoamérica, El -Rey Momo- es uno de los personajes centrales que presiden los carnavales, principalmente, en Brasil y Barranquilla; Colombia. Cada carnaval tiene su propio -Rey Momo-, a quien se le suele entregar las llaves de la ciudad.

En República Dominicana, han recibido la distinción cultural y las llaves de la ciudad; Juan Marichal, Modesto Amado Mercedes, Eddy Herrera, Fernando Villalona, Huchi Lora, José Antonio Molina, Sergio Vargas, Michael Camilo, Freddy Ginebra, entre otras personalidades que destacan en distintos renglones sociales como la música, el deporte, la salud, el arte, la cultura, la literatura, la historia y el turismo, siendo referentes de dominicanidad.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Secciones

Noticias Regionales

Nosotros

Síguenos