Pastor lleva cinco días encadenado por falta equipos en hospital

“Todas esas deficiencias nos llevaron a encadenarnos en el hospital”, manifestó. El pastor permanece tirado en un colchón, y custodiado por tres agentes policiales.

Un pastor lleva cuatro días encadenado en el hospital infantil Arturo Grullón, en protesta por la falta de equipos y otras deficiencias que afectan a ese centro de salud.

El pastor Pablo Ureña, presidente del Programa Niños con una Esperanza, denunció que ese hospital cuenta con siete quirófanos, pero seis de ellos están dañados, al igual  que el tomógrafo.

Explicó que decidió encadenarse luego que a una niña con piedra en la vesícula, acogida en la fundación educativa que dirige, le dio un dolor fuerte y que fue necesario trasladarla al hospital Arturo Grullón, pero cuando la iban a operar los médicos tuvieron que posponer el proceso para el nueve de junio por falta de quirófanos.

Añadió que a los padres no les quedó más remedio que endeudarse para llevar a su hijo a una clínica y evitar consecuencias fatales.

 

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Secciones

Noticias Regionales

Nosotros

Síguenos

MunicipiosAlDia Alianzas