Naciones Unidas piden mayor solidaridad con sobrevivientes de violencia

Naciones Unidas piden mayor solidaridad con sobrevivientes de violencia

“El último año ha sido extraordinario en cuanto a la conciencia que se ha generado sobre el alcance y la magnitud de las diferentes formas de violencia infligidas a mujeres y niñas.

Solidaridad para los supervivientes, defensores de los sobrevivientes y de los derechos humanos de las mujeres que trabajan para prevenir y poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas, fue el pedido que hizo ayer las Naciones Unidas.

“Nuestro deber no es solo solidarizarnos con ellos sino también intensificar nuestros esfuerzos para encontrar soluciones y medidas para detener esta prevenible lacra mundial que tiene un impacto perjudicial en la vida y la salud de las mujeres y las niñas”, señala un comunicado conjunto de los directivos de organismos de las Naciones Unidas.

La organización que agrupa a las naciones del mundo dijo que más de un tercio de las mujeres en el mundo han sufrido violencia física o sexual en algún momento de sus vidas.

Destacan además que las investigaciones indican que el coste de la violencia contra las mujeres podría ascender anualmente a alrededor del 2 % del producto interno bruto (PIB) mundial, lo que equivale a 1.500 millones de dólares.

Más allá de la sensibilización, los Gobiernos, el sector privado, la comunidad artística, las organizaciones de la sociedad civil, el mundo académico y los ciudadanos comprometidos están buscando nuevas formas de abordar con urgencia esta lacra mundial, agregan los directivos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Achim Steiner, y de Unicef Henrietta Fore.

La ONU Mujeres Phumzile Mlambo-Ngcuka, y del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Natalia Kanem.

“El último año ha sido extraordinario en cuanto a la conciencia que se ha generado sobre el alcance y la magnitud de las diferentes formas de violencia infligidas a mujeres y niñas.

La campaña #MeToo, uno de los movimientos sociales más virales y poderosos de los últimos tiempos, ha puesto este tema en el foco de atención”, agrega el comunicado conjunto.

Esta conciencia -señalan- se ha reforzado aún más con la concesión del Premio Nobel de la Paz en 2018 a dos activistas notables, la iraquí yazidí Nadia Murad y médico congoleño Denis Mukwege, que trabajan para poner fin a la violencia contra las mujeres en situaciones de conflicto.

Destacan igualmente que durante más de dos décadas, el Fondo Fiduciario de Naciones Unidas para poner fin a la violencia contra las mujeres (administrado por ONU Mujeres), ha estado invirtiendo en iniciativas nacionales y locales que traducen las promesas políticas en beneficios concretos para mujeres y niñas, y contribuyen a la prevención de la violencia en el largo plazo.

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Secciones

Noticias Regionales

Nosotros

Síguenos