Ley de Cine genera fondo de siete mil millones de pesos

La ley de cine número 108-10 que incentiva la cinematografía en la República Dominicana genera un fondo que asciende entre seis y siete mil millones de pesos, unos 600 millones de dólares, que garantizan a empresas o empresarios las inversiones que realicen en la producción de películas en el país.

La revelación la hizo el director nacional de Cine, licenciado Ellis Pérez, quien dijo que  ya las empresas pueden invertir en la realización de películas, en razón de que este fondo garantiza que no perderán sus recursos  en  inversiones cinematográficas en el país.

Destacó que la proyección que tiene la Dirección de Cine para la producción de películas durante este año 2012 será de 12 a 15 películas, mientras que en Perú, según dijo le comunicara la directora de cine del país sudamericano, se producirán entre seis a ocho películas este año.

“Nuestro promedio en los últimos 25 y 28 años ha sido de 2.5 películas, o sea, entre dos y  tres películas cada año; hay años en que hicimos cinco, seis y tal vez siete películas, pero hay años en que no hicimos ninguna, por eso ese promedio”, enfatizó el director nacional de cine.

Dijo que la producción de 12 a 15 películas a que hace referencia es una proyección que hizo el año pasado de acuerdo al movimiento que la Dirección de Cine estaba percibiendo con relación a la ley, tanto de productores extranjeros  como dominicanos.

Pérez dio apertura al panel sobre “El desarrollo del cine en la República Dominicana, antes y después de la Ley número 108-10” que se celebró en el Centro Cultural de las Telecomunicaciones (CCT),  como parte de las actividades conmemorativas del primer aniversario de esta dependencia del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL).

En el panel expusieron Giselle Mangual, encargada técnica y logística de la Dirección General de Cine (DGCINE), quien trató acerca de la historia del cine dominicano; licenciada Carol Suárez, encargada de la división jurídica, quien analizó los aspectos generales de la Ley número 108-10 y su Reglamento de Aplicación; y la arquitecta Jacqueline Bello, consultora de educación de la DGCINE, que habló del impacto de la capacitación en la industria cinematográfica de la República Dominicana.

La moderación del panel, que se desarrolló en el auditorio Arturo Rodríguez Fernández del CCT, estuvo a cargo de la supervisora de cine de esta institución, Patricia Banks.

 “Estamos haciendo mucho cine”. En su amplia intervención Pérez ponderó  el crecimiento de la industria del cine en la República Dominicana después de creada la ley que incentiva esta actividad en el país. “Entonces qué tenemos ahora, estamos haciendo cine; estamos haciendo mucho cine, no es que vamos a hacer, es que se está haciendo ahora”, subrayó.

Pérez manifestó que el mes pasado se filmaron dos películas, pero que “este mes se están filmando dos películas, el mes que viene vamos a comenzar dos películas; vamos a hacer de 12 a 15, si nos quedamos en diez estamos pegaditos, pero podríamos pasar de las 15 también, según me dice el departamento de DGCINE que es el que lleva esos registros”.

“Entonces estamos ante una nueva situación del cine dominicano a partir de la ley”, subrayó el director nacional de DGCINE.

Pérez significó que la ley crea un fondo  que permite a las empresas retener un 25% del pago  de impuestos si lo invierten en la industria cinematográfica del país. “¿Tú sabes cuánto viene a significar ese fondo?, entre seis y siete mil millones de pesos”, expresó Ellis Pérez, quien significó que se trata de “más de 600 millones de dólares”.

Consideró que no hay manera de poder agotar ese fondo que “está disponible hoy para los productores y directores dominicanos de películas”.

Explicó que tampoco es que ese dinero está en medio de las calles, sino que el productor o director tiene que salir a vender su proyecto donde un inversionista o empresario dominicano que, “aunque no arriesga prácticamente nada porque el dinero que utiliza es el que el Estado le dice: tú lo puedes retener de lo que me tienes que pagar para que entonces lo invierta en películas”.

“Prácticamente el riesgo de inversión en películas dominicanas en nuestro país acaba de desaparecer, el riesgo de inversión”, significó Pérez.

Insistió en que la ley de cine permite a los empresarios invertir dinero del Estado como si fuera propio para producir películas, pero que si ésta es un fracaso y se pierde el dinero, ese inversionista no pierde nada porque ha invertido un recurso estatal.

Pérez señaló que en esos casos no se puede decir que la película fue un fracaso y que lo que el empresario recupera deja de ser del Estado sino que pasa a ser del inversionista. “Si la película, por manos de Dios resulta ser un gran éxito, el empresario se apropia de la inversión que hizo como si fuera de él, además de que se beneficia de todo lo producido por esa película”, precisó.

“Es un nuevo estado de cosas sumamente positivo “, indicó el director nacional de cine, Ellis Pérez, quien apuntó, asimismo, que los jóvenes dominicanos que se inclinen ahora por hacer películas como productores o directores “tienen hoy la oportunidad que no existía hasta que se promulgó esta ley”.

Sostuvo que la ley de cine comenzó a implementarse en julio del 2011 aunque la ley se promulgó en el 2010, resaltando que en ese año de vigencia de esta iniciativa “la República Dominicana ha estado en los principales festivales de cine del mundo”.

El panel sobre el desarrollo del cine en la República Dominicana forma parte del programa de actividades que el INDOTEL y el CCT realizan desde este jueves 12 y hasta el 28 de este mes para conmemorar el primer aniversario del Centro Cultural de las Telecomunicaciones que incluye, entre otros, un festival infantil de artes visuales y que tendrá un cierre musical con una presentación nocturnal de música y video-arte.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Secciones

Noticias Regionales

Nosotros

Síguenos