Redeforestación ¿cuántas veces más se volverá a meter la pata en República Dominicana?

Abeja polinizando una flor. Foto: Carlos De Soto Molinari. Abeja polinizando una flor. Foto: Carlos De Soto Molinari.

Esos errores ahora producen diez nuevos problemas en vez de una solución.

¡No…no esta equivocado el título!
Quizás, muchos pensarán, que no soy la persona mas indicada para hablar de esto, y quizás no lo sea, pues solo soy un simple fotógrafo naturalista que vela por los intereses de su país y sobre todo de sus bosques y fauna. 

He leído mucho, tengo amigos botánicos, aprendo de lo que escucho de fuentes primarias y mis ojos no están de más, ni mi cerebro tampoco, para no poder observar por mi mismo la triste realidad que nos aqueja en RD, producto de la incompetencia de las autoridades responsables, la desinformación de la población en general y el incumplimiento de las simples y a veces absurdas leyes que aún existen en nuestro país.

A raiz de un artículo que leí hace unos días en un diario digital titulado “Prioridad no es reforestar, es detener la deforestación”, quise escribir estas líneas para mis seguidores, amigos y para MunicipiosAlDia.com, que me ha invitado y ha abierto las puertas para publicar cada uno de los artículos que yo escriba, sin ninguna restricción del contenido, ni estilo, y eso se agradece.

Ciertamente, soy fuerte para decir las cosas que me molestan o considero que no estan bien y que se va a hacer; es mi forma y solo afecto con eso a los débiles de espíritu, y a los borregos complacientes, que se mantienen aún sumergidos en un letargo anestésico aparentemente vitalicio.

Que se interese algún diario por lo que escribo, es un honor y un premio quizás, pero que no coarte nada de lo que diga y como quiera decirlo, es un placer que me inspira aun más a seguir luchando por salvar lo que queda de los bosques y fauna de la República Dominicana.

Cuando leí el artículo que menciono al inicio, pense;… ¡Oh! ¡que buen titular y aún mejor, que buen contenido!... fué lo primero que me vino a la cabeza. 

Ese artículo me inspiró a sentarme y repasar tantas cosas que he visto en mis travesías por todo el país, las cosas que escucho decir a los verdaderos campesinos, lo que siento al ver lo que sucede en nuestras montañas y sobre todo, lo que muchos simplemente relegan a salvar una cotorra, una iguana, o un carey, y ese repaso no me produjo mas que náuseas.

Reforestación, en palabras muy llanas, es volver a sembrar donde ya no queda nada, o poco de lo que había porque se taló, tumbó o se redeforestó. Quizás ahora comprendan el título de este escrito hecho con el corazón.  Esta es una simple definición con mucha profundidad y que muestra parte del problema que está escondido bajo las alforjas, de la semántica de algunas palabras claves como “sembrar”, “nada”,  “ lo que había” y sobre todo “redeforestar” entre muchas otras palabras.

He escuchado, a buenos amigos botánicos y entendidos en la materia, como Francisco Alba Suriel y Máximo Marcos Peña Roca entre otros, mencionar en diferentes oportunidades la palabra reforestar. Indudablemente es una palabra super de moda en estos días. Ellos hablan de reforestar con las mismas especies a las del bosque PRIMARIO, que fue degradado, o tumbado, o chapeado, o desmontado, o destruído, y ahí está la enseñanza que debería ser transferida a los que podría importarles esta media isla, que como “PACMAN”, se vienen comiendo las personas interesadas solo pensando en el dinero. 


Por igual culpo, a los delincuentes arborícolas, que hacen conuquismo a rappel en las laderas de nuestras lomas y montañas sin miramiento ni conocimiento alguno, destruyen espacios en las vertientes inclinadas, y solo para alcanzar uno o quizás dos cultivos como mucho, dejando la herida abierta de por vida. Estos terrenos desmontados de sus bosques primarios, es bueno que se sepa, que luego no podrán ser lo mismo quizás por algunos cientos de años, aún si se hiciera algo por ellos ahora.


Otro de los problemas que conlleva desmontar y cultivar conucos en esos lugares, es que al arrancar los árboles, arbustos y cubre suelos primarios, se permite que estos nutrientes sean arrastrados colina abajo con las primeras lluvias, dejando totalmente estéril el terreno. Aún así, no me pondré en la tesitura de analizar obviamente cada punto básico en los que creo que está el problema o la raíz del problema, pero si tocaré apenas unos cuantos que sumados, aportarían al inicio de una ruta de solución  que conlleva muchos mas aportes, ideas y actitudes competentes.



Cuantos disparates de plantas se han introducido a RD buscando una solución mesiánica a la deforestación y otros problemas sin pensar en los daños futuros. Mis amigos botánicos me cuentan, que de las especies invasoras e introducidas a propósito que más daño han hecho a nuestros bosques, la peor ha sido la Leucaena leucocephala, es esa planta que vemos en toda la orilla de la carretera sobre todo del este con hojitas chiquitas y unas vaquetas con semillas.

Por otro lado la gran idea del que introdujo la Azadirachta indica (Nim), dizque para espantar los mosquitos y tampoco funciona. He escuchado sin pruebas cientificas por supuesto a campesinos decir que desde que se introdujo el Nim las abejas han disminuido notoriamente…¡imagínese usted! La otra metida de pata ha sido la Acasia mangium, que es ese árbol de tronco fino y alto sembrado en toda la carretera del norte.

La Leucaena es una planta que esta entre las 100 más invasoras y dañinas del mundo, solo he visto que alimenta a tres insectos, entre ellos un curculionidae, un larva de una mariposa nocturna y un fásmido, no produce sombra, es fea ornamentalmente hablando, se reproduce como la malamadre, le quita espacio a las nativas, es muy dificil de erradicar y no es de importancia comestible ni sirve para madera. El que dio la idea de esa planta cuando se introdujo, según investigué, decía que servía de forraje de ganado y resulto que ni las vacas la comen, y se esparce ganándole el espacio a todas las nativas, esa planta es el mismo demonio hecho un árbusto. Sea quien sea o quienes sean los de la idea se comieron un cable con yuca por no investigar bien al introducir esta cosa a RD.

El Nim es un árbol invasor, introducido a propósito con la idea equivocada de ser un repelente para mosquitos y según he escuchado (sin aval científico), resultó un repelente, pero para las abejas y eso esta creando problemas graves en los cultivos por falta de polinización. En Palmar de Ocoa donde se llevó casi desde un inicio se han arrancado casi todos. Se reproduce como la Leucaena, rapidísimo y le quita espacio a las plantas nativas, no es un árbol feo, esta verde todo el tiempo, y su único beneficio es que da muy buena sombra. Por eso se ha esparcido mas rápidamente, pues cada quien en los campos quiere tener uno en su casa para el dominó, la hamaca o la siesta, sin pensar en que esas semillas se esparciran por donde quiera.

La Acasia es un árbol maderable de rápido crecimiento, existen fincas con permiso de corte de esta especie para fines de cobijar o hacer ranchetas. Es una madera de segunda, blanda, se abre con los cambios climáticos y permite sin tratamiento adecuado, que la penetre el comején, la calcoma y la polilla. No produce sombra por si sola como árbol, aunque si la produce como conjunto de árboles. Siempre está verde, sus hojas siempre enteras y sin picar, pues casi nadie ni de la clase insecta le hace caso como comida, no produce frutos para las aves y no tienen valor ornamental.

¡Pero por Dios!, ¿cuántas veces más se volverá a meter la pata en República Dominicana?

Esos errores ahora producen diez nuevos problemas en vez de una solución. Cada sabichoso quiere resolver la deforestación con plantas inadecuadas muchas veces, lo que a la larga creará aún más caos a nuestros bosques. Los pinos…siembren pinos criollos, no inventen con los chilenos o brasileños que solo acarrearan mas REDEFORESTACION a futuro cuando venga otro partido quizás y ponga allí a otro compañerito meritorio que aporto a campaña pero sin un cc (centímetro cúbico) de conocimiento de lo que es pensar en verde y tener la experiencia propia de los campos.

Errores políticos, garrafales e imperdonables por la sociedad, quedarán en la historia para siempre, como lo fue mantener cuatro años a un incumbente incompetente, frio y descarado, al mando de un ministerio tan vital para una isla como lo es el Ministerio de Medio Ambiente. El tiempo pasará facturas a nuestros bosques, facturas que tomarán decenas de años para pagarse aún deteniendo 100% la destrucción de los mismos en este instante, y habrá culpables de seguro, o acaso nadie recuerda ya al histórico Julio Sauri, con quien iniciaron los problemas de la energía eléctrica en RD hace unos buenos añitos atrás?

Acuerdos asquerosos de aposento entre políticos, e intereses personales, es la peor de las cosas que puede pasarle a los bosques de RD y eso lleva años sucediendo a la vista de todos, y seguimos dejándolo a la interpretación  y decisión de un solo hombre que decidió finalmente “que ya bastaba”.  Un día, decidió salir en su helicóptero luego de pasar cuatro años sobrevolando cada fin de semana el país con visitas sorpresa a las provincias, y quizás, ya harto y motivado por la mediática campaña que se le aplicó a su gente en las redes, o quizás por ser su posible último período y no tener ya “compromisos” con la otra parte de su partido, …¿quién sabe?, decidió dar por primera vez, una miradita por la ventanilla de su libélula metálica cuando finalmente se percató de las desérticas lomas de nuestra isla. Supuestamente se llevó la gran sorpresa por lo que “no vio” y eso lo provocó a hacer un cambio de jinete en el ya lapidado Ministerio de Medio Ambiente. ¡Claro! peor aún, a los pocos días, demostró que si se quiere se puede, y nos puso un “bobo” a todos los dominicanos en la boca,… cambió al incumbente para calmarnos, demostrando que por cuatro años la RD en ese aspecto verde, le importó un memiso y dos pepinos, pero bueno, como diría un buen amigo, “algo es algo y no hay que esperar un galgo”.


Nuevo incumbente, de inmediato un par de medidas acertadas y la esperanza de todos de que sea nuestro mesías está latente, pero… ¡cuidado con el “bobo” al que nos tienen acostumbrados!.


Los métodos de reforestación en RD no pueden medirse, compararse ni copiarse de otros países, pues RD es única sin duda alguna y eso está harto conocido en muchos aspectos botánicos, biológicos, geológicos, geográficos y culturales. La deforestación de la isla, se hace muchas veces en base a desmontar bosques primarios para conuco, carbón, madera o pastoreo y con licencia medioambiental, en muchos casos.


Esos bosques primarios, están compuestos de plantas nativas y en la mayoría de los casos, son bosques latifoliados, donde hay mucha variedad de plantas y por ende (en lo que los reforestadores famosos de la RD no piensan), también hay muchas variedades de seres vivos como insectos, …¡SÍ!, los insectos también existen y son parte de la cadena trófica del mismo bosque, y diría yo, que la parte más importante de ella. En esos montes talados y devastados, también hay dos o tres mamíferos en algunos casos, así como, reptíles, aves y anfibios.

He observado, que al reforestar,  solo piensan en los árboles grandes que se ven y que dan sombra, a demás de que llenan el espacio mas rápidamete, pero… y los arbustos nativos y los cubre suelos?, acaso esos no son parte importantísima del bosque que se tumbó?, acaso no se sabe, que la mayoría de los insectos se alimentan de arbustos, cubresuelos y árboles juveniles más que de esos gigantescos árboles maduros?.

Al igual que otros países del mundo (y eso está cambiando rápido), la conservación principalmente se aplica sobre los seres más notorios y publicitados, se aplica sobre las especies que apadrinan famosos, como leones, rinocerontes, osos, elefantes, y eso no debe ser tan solo así. En RD hay mucho más que zolenodontes, iguanas, jutías y cotorras para proteger. La supervivencia de todos ellos, tiene que ver directamente con los insectos y su función en los bosques. 

Obviamente no estoy en contra de preservar estos animales, pues yo mismo lo hago 24/7/52/366, pero estoy reclamando que más adelante, al doblar, allí en la esquinita, hay más vida, y esa vida es tan o más importante en general que todas esas especies juntas. La pérdida de los insectos, de los reptíles y anfibios, la pérdida de especies específicas poco vistosas o menos notorias quizás para la mayoría, llevará a la desaparición también, a todas esas especies mayores y consideradas por la mayoría, como “más importantes” y guste o no a muchos, creo que tengo un punto aquí de mucha importancia que se debe atenderse y entender se también.

La pérdida del bosque primario, y la consecuente desaparición en muchos lugares de las plantas nativas del lugar, esta provocando un desastre en el mapa taxonómico en la RD y en la pérdida de especies únicas en el mundo. Los insectos, en su mayoría, son muy desconocidos en la RD debido a la falta de interés  de las autoridades  y de las instituciones pertinentes que no educan, ni  muestran a la población  en general, sobre  su existencia y beneficios. 

Presupuesto deficiente o nulo para eso, …¡no es nuestro problema!, es problema de autoridades en la materia y gente incapaz de convencer a un gobierno, de que eso es de vital importancia y quizás más importante en este nivel actual en que estamos ya sumergidos. 

República Dominicana no posee una educación adecuada en Biología en ningún colegio o escuela. RD, no posee una enseñanza aplicada a nuestra realidad y eso da vergüenza. Da vergüenza que un Ministerio de Educación haya dejado que esa parte vital de la educación de cualquier dominicano se haya practicamente adaptado a un simple librito de texto que honestamente de NADA nos sirve cuando salimos de los planteles escolares. Nadie, absolutamente nadie, recuerda nada de esa caterba de textos sin fundamentos tangibles al siguiente año de dejar la escuela y aún seguimos en el atraso sin ver la luz. 

¿Deberían los colegios y escuelas adoptar clases extracurriculares competentes y adaptadas a nuestra realidad verde?. ¿Deberían las escuelas utilizar charlas educativas, donde el tacto, la observación, la vivencia, e integración a nuestra realidad, sean lo principal? ¿No sería factible para las escuelas públicas y sobre todo del interior, donde están nuestros campos, que se prepararan técnicos en educación biológica en general?.

Una ESCUELA TÉCNICA levantada en los cimientos de la conservación de bosques y especies? ¿Una escuela con manejo privado, APARTIDISTA y autónoma, aunque subvencionada por el gobierno? ¿No le quitaría esto, muchos problemas de incapacidad a las entidades peertinentes, en vez de solo inprovisar cada cuatro años cuando llega un nuevo incumbente y remueve la mata rompiendo los seguimientos? ...Pienso, que es una linda tarea para sopesar y tomar en cuenta a nuestro nuevo incumbente del Ministerio de medio Ambiente, que hasta ahora se ha mostrado abierto a escuchar y eso ya es una diferencia y un buen paso. 

“Plantas introducidas o inadecuadas para reforestar y resolver un problema mayormente publicitario, producen otros problemas muy reales y aun mayores a los que habían”.

El autor es Fotógrafo Naturalista y Conservacionista

2 comentarios

  • Luchy Corona
    Luchy Corona Lunes, 26 Septiembre 2016 21:21 Enlace al Comentario

    Sin desperdicios! Qué gran artículo, cuánta veracidad! ¡Qué pena por nuestro pedazo de isla, que lleva el mismo derrotero que su completiva parte. Quiero soñar despierta, que el nuevo ministro de medio ambiente ponga en marcha un plan de mejorar no de retroceso, ya que eso es lo que ha faltado en las autoridades: seso.
    Creo que los dedos de esta pluma escritora llevan montañas frescas, selva virgen, agua cristalina, ave fénix, esperanza cierta en la sangre, y en sus hombros una cámara con una lente que hablan aquellas cosas que simplemente no se dicen con palabras...reiterando: Sin Desperdicios!!

    Reportar
  • Henry Abreu Dominguez
    Henry Abreu Dominguez Miércoles, 14 Septiembre 2016 12:24 Enlace al Comentario

    Excelente analisis, muy buena tinta...espero que mucha gente lea esto y tome conciencia.

    Reportar

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Secciones

Noticias Regionales

Nosotros

Síguenos