Opinion: agricultura urbana y los Ayuntamientos

Opinion: agricultura urbana y los Ayuntamientos

En República Dominicana se necesita vincular la agricultura desde las escuelas, y lograr lo mismo que en Centroamérica, en donde según (CEPAL/FAO/IICA, 2013) la agricultura urbana y familiar produce alrededor del 50% de la producción total agropecuaria de los países de la región y más del 70% de los alimentos de Centroamérica, ese estudio demostró que la agricultura familiar ayuda a la mitigación de la pobreza.

La Constitución Dominicana en su artículo 199 sobre Administración Local establece que: “El Distrito Nacional y los municipios constituyen la base del sistema político administrativo local, gozan de patrimonio propio, de autonomía presupuestaria, con potestad normativa, administrativa y de uso de suelo”.

Los ayuntamientos deben, como forma de mejorar la calidad de vida de sus munícipes, a través de huertos urbanos, formentar la soberanía alimentaria, promover la utilización de solares baldíos para la producción de diferentes productos, según el clima del lugar, y darles a los municipios un color verde.

Por lo tanto se debe diseñar un plan para rescatar solares que no estan siendo utilizados, previo convenio con los dueños, donde el ayuntamiento asuma el suministro de semillas, agua y soporte técnico, y donde se prioricen instituciones como: Juntas de vecinos, clubes deportivos, centros educativos y demás entidades donde se trrabaje con personas con cierto nivel de exclusión social.

Otras de las tantas alternativas a favor de los ayuntamientos es la utilización de áreas como escondites de delincuentes, almacenes de basura y otros, para producir productos alimenticios y a la vez ayuda a reducir la delincuencia y los focos de contaminación y/o enfermedades.

“El Estado promoverá la investigación y la transferencia de tecnología para la producción de alimentos y materias primas de origen agropecuarios, con el propósito de incrementar la productividad y garantizar la seguridad alimentaria”. Constitución Dominicana en su artículo 54.

La agricultura urbana beneficia la seguridad alimentaria, lo correcto sería, por el buen funcionamiento de este programa, realizar acuerdos interinstitucionales entre los ayuntamientos, Ministerio de Agricultura y los comunitarios, con el fin de elaborar un Método de Acción Municipal en este tema.

Con esta iniciativa los ayuntamientos ayudarían a crear empleos e ingresos para sus munícipes. El principal objetivo es atenuar el hambre, pero con las misma se pueden cosechar otros frutos: fomentar las relaciones entre vecinos. Lo ideal sería, crear e institucionalizar la Red de Huertos Urbanos Comunitarios.

A través de los huertos urbanos, se camina a transformar solares abandonados en un remanso verde, donde más allá de plantar la tierra, se siembra una transformación social, en la cual se unificarán los sectores en donde sean desarrollados, en función de la solidaridad entre personas.

A través del impulso de los huertos urbanos los ayuntamientos lograrían lugares para desempleados, discapacitados y demás… Convirtiendo los huertos, en algunos casos, en pequeñas empresas, con un componente mucho más social que agrícola. Ejemplo de esto sería imaginar un pequeño comedor comunitario para familias desprotegidas.

La Ley 176-07 en su “Art. 1.- Que tiene por objeto, normar la organización, competencia, funciones y recursos de los ayuntamientos, promover el desarrollo y la participación efectiva de las comunidades en el manejo de los asuntos públicos locales, a los fines de obtener como resultado mejorar la calidad de vida”.

Es decir, si cada ayuntamiento se propone realizar este tipo de proyecto sus comunidades tendrían mayor desarrollo y la calidad de vida de sus munícipes mejoraría, pues se ha mencionado que puede servir como fuente de empleo y de ganancias.

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Secciones

Noticias Regionales

Nosotros

Síguenos