Pongan atención señores, una chispa enciende el cañaveral

Atiendan lo que les voy a decir. Estamos jugando con candela, y una chispa puede incendiar un cañaveral y, por qué no, posiblemente al país. Dios no lo quiera así...

Cada día que pasa aparece algo nuevo que nos demuestra el poco caso que  los políticos electos y funcionarios designados por los "Poderes democráticos"  Ejecutivo o por el Congreso Nacional, le hacen al puro y simple ciudadano y ciudadana de nuestro país.

No es que lo que les diga sea exclusivo de esta administración, sino que es un mal común en nuestros políticos, le podríamos llamar "síndrome político", que afecta a los políticos, funcionarios y eclesiásticos.

En resumen, esta enfermedad es "salir del paso". Es decir, tener la capacidad de decir algo bueno, que complace a todos y no resuelve nada.

Por ejemplo, la Comisión de la Cámara de Diputados que investigó a la Junta Central Electoral. Todos tienen que ver con el conflicto y la solución es "acuerdo amigable de compañeros". Como si los nombrados en dichas posiciones fueran propietarios de sus funciones y no nombrados para ofrecer servicios al Pueblo Dominicano. El servicio es lo menos que se tiene en cuenta. Lo determinante es la filiación política.

El 4% para dignificar la educación. Los oficialistas dicen que sì, aunque con un pequeño desfase, la Coalición Educación Digna dice que no, porque no se puede hablar en el mes de julio de doble sueldos...  A nivel oficial falta transparencia, seriedad y eficiencia.

El 27 de Febrero truena el Señor Presidente y hace temblar de emoción al Pueblo Dominicano. La Barrick Gold se lleva el 97 % de .las ganancias de nuestro oro. Yo le añado, dejándonos contaminados el aire, el agua, la tierra y mata a la gente, los animales y el bosque. Nos roban y nos quitan la vida. Y los siguen protegiendo. La cuestión no es tener unos cheles más antes de morir, sino conservar la vida de las personas, del bosque, de los animales.

Después de la toma de posesión del 16 de Agosto 2012, a nivel nacional se desencadenan manifestaciones en reclamo de "justicia y legalidad" para quienes desfalcaron el Estado en la Administración anterior. El Señor Presidente interpreta ese reclamo como "ver para atrás y tirar piedras".

Lo cual es confirmado por el Ministerio Público y los Tribunales de la República engavetando la querella en contra del ex presidente Dr. Leonel Fernández y secuaces. Tenemos que seguir adelante "jurando en vano", para poder complacer a los propietarios de la República. Los dinero del Pueblo se pueden usar pasándole por arriba a la Constitución y a la ley de presupuesto. Sean usados como quiera que se usen no hace falta investigar. Además, el Código Penal es muy viejo y no ha tenido en cuenta la corrupción de hoy. Y el Ministerio Público no es político, según Yeni Verenice, la bella fiscal cibaeña.

Es lamentable que los tribunales del Perú sean los que tienen que decirnos a nosotros, los dominicanos y dominicanas, que el Lic. Félix Bautista apoyó a un Señor Político de por allá, de los países,  con dinero de sus empresas (¿?)  y que en Dominicana se aproveche un santuario político, como el Congreso Nacional, para legitimar inocencia perversa.

Ya la tragicomedia de Bahía de las Águilas hubo que archivarla como un expediente más de los que no tienen Código que los ampare. Como aquél que dice: "no pago cuenta vieja y las nuevas las dejo que les pase el tiempo".

Para colmo, parece que el pago con mercancía solo alcanza para el consumo y hacen falta armas para los atracos y por eso el Señor Presidente, en su arduo caminar, tiene que hacer un alto y llamar a los jueces y carceleros que sean mano dura con los delincuentes y no se les ablande el bolsillo. Ese mismo llamado habría que hacerlo para que aquellos que han "gastado" doscientos tres mil millones de más enseñen las facturas del maletín. Así se cumple con el juramento de "cumplir y hacer cumplir la ley", hecho el 16 de Agosto en el Congreso Nacional.

Señores, Señoras, dice un refrán que, "una chispa quema un cañaveral". Están, pues, todos y todas informados, con esta retahíla de casos recientes en nuestra sociedad. Concluyo éste artículo con una frase de inicio: Dios no lo quiera así...

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Secciones

Noticias Regionales

Nosotros

Síguenos