El Seibo: ciudad de los saltos de agua más altos y de impresionantes cavernas

El Seibo: ciudad de los saltos de agua más altos y de impresionantes cavernas

Aquí el grupo de Turismo de Acción Comunitaria “Tesoro del Este”, ha recolectados sacos de piezas taína, que tienen para montar un museo en Pedro Sánchez de El Seibo. Hay que ir a El Seibo y conocer de sus encantos ecoturísticos y darse un baño con la naturaleza que encierran saltos y cuevas. 

La provincia de El Seibo, la más vieja del Este, olvidada por los gobiernos, pero  no por la naturaleza, goza el privilegio de contar con los saltos de agua dulce más alto de la República Dominican, como El Cocuyo, con más de 100 metros de caída de agua, que al descender en medio de los pastizales forma una impresionante correa de agua, que atrae y deleita a cualquier mortal, así como la loma conocida como “La Gruma”, con 21 atractivas cavernas que atraen el turismo de aventura.

Realmente, esta provincia posee recursos ecoturísticos, que, abrazados a la rica fauna y flora, están atrayendo a turistas nacionales y extranjeros, que en excursiones pasan casi los 365 días del año en bosques y praderas hurgando conocer de la naturaleza.

Unos diez saltos de agua y más de 30 cavernas, hacen de El Seibo una importante zona de explotación ecoturística, incluyendo los clústeres del Cacao, en las comunidades de Los Botados y Vicentillo, donde cientos de turistas viajan a conocer de la historia, el cultivo y el procesamiento del grano aromático.

EL COCUYO

Entre las bellezas naturales que adornan a esta provincia, fundada hacia 1506, está el salto “El Cocuyo”, ubicado en la sección La Majagua, en el distrito municipal de Pedro Sánchez, a 15 kilómetros al norte de la ciudad, en la carretera que lleva al costero municipio de Miches.

La espesura del agua en su caída de más de 100 metros de altura se va entrelazando con rocas y curvas naturales hasta depositarse en una charca, que por la frondosidad del bosque hace oscuro el lugar.

Su nombre le deviene, precisamente, porque hasta en la noche, la blancura del agua en su descender brilla en la oscuridad.

El salto se encuentra casi dentro del parque nacional Saltos La Jalda, reserva natural, que guarda en sus bosques a más de 10 salto de agua, incluyendo La Jalda, de unos 120 metros de caída de agua, el más alto del Caribe.

El Cocuyo está cubierto por bosques nativos de gran diversidad de flora y fauna.

Es realmente impresionante ver como se hacen formaciones las aguas en las partes rocosas y paredones, obligando a transeúnte a detenerse, atraído por su singular belleza.

El vapor que brota la cascada y los acantilados crean un ambiente propicio para la presencia del pájaro bobo y el ruiseñor, aves que forman parte de la fauna endémica en la zona.

Aquí se puede pensar en la construcción de una hidroeléctrica, ya que cuenta con espacio de uso y libre acceso por estar ubicado a escaso metros de la carretera Seibo-Miches.

Se aprecia desde la carretera y está rodeado de una rica flora y fauna, para que el visitante disfrute del lugar con todo el confort que nos regala la madre naturaleza. Los sudores o humores son una belleza cuando aparece el sol en la mañana, pero en la tarde la espesura del bosque acerca la oscuridad y hace casi de noche el lugar. Se alimenta de las lluvias caídas que se van almacenando en las montañas contiguas y nunca se ha secado en tiempo de sequía.

En este mágico lugar, se puede respirar...sentir la inmensidad de la vida en el verde de la naturaleza y el blanco del agua que desciende a una velocidad impresionante, llevando la vista a la montaña.

El agua brota desde la cima de la montaña Limón, donde se ha formado a especie de un cono y entonces, el agua va brotando y cayendo gradualmente hasta formar una correa blanca en medio de la furnia, que tienes 10 quebrada, las cuales a su vez forman charcas para el baño a media montaña.

Cuentan que por el agujero de donde brota el agua en la cima de la montaña, varias reses han caído y su cuerpo no han aparecido jamás.

El nacimiento del salto está desprovisto de árboles y personas que adquirido terreno en el lugar han tratado de represarlo, lo que pudiera quitarle belleza a esta extensa correa de agua, que a tanta persona atrae.

Otros saltos de agua conocido en la provincia es La Jalda con más de 120 metros de altura, La Cueva o La Higuera, el Yabón con más de 90 metros en el distrito municipal de San Francisco-Vicentillo.

FAUNA

En algunas de las quebradas y los gigantes árboles que bordean el afluente colgante han sido avistados unos ocho Gavilanes de la Hispaniola, así como cotorra, cuervo, pájaro Bobo, el pájaro carpintero, el ruiseñor. La charca que se forma al caer el agua ha dado lugar al nacimiento del arroyo Pedro Sánchez, un afluente lleno de jaiba, camarones, dajao, tilapia, anguila y otras especies acuáticas.

LA FLORA

De abajo hasta casi llegar a la cima del salto El Cocuyo, hay una acentuada espesura de árboles diversos, entre los que se destacan, Grayumo, Javilla, Algarrobo, Bangaño, Cabilma, Anón, Palo Seco, Mango, y Ceiba, cuya vegetación hace oscuro la zona en horas vespertina.

Muchos de estos árboles son atrayentes por su voluminoso follaje y contextura, a los cuales turistas y excursionistas se pasan largo rato haciéndole fotos y filmes.

LAS CUEVAS

La montaña conocida como El Grumo, que da pie a la cordillera Oriental desde El Seibo hasta Miches e Higüey, tiene una historia digna de contar en otro trabajo, pero quisiera adelantarle, que ella guarda entre árboles y fuertes rocas, unas 21 cavernas o cuevas, donde se han encontrado importantes cementerios de piezas indígenas.

En esta elevación redondeada de forma limitada elevada por encima de las tierras circundantes con el alivio local de menos de 300 metros de altura, existen cavernas extremadamente impresionantes, que atraen a turistas nacionales y extranjeros.

La Chiva, Jonduná, El Zumbío, son de las más visitadas por turistas en la Loma el Grumo, en Pedro Sánchez y la que están rodeada de una espesa vegetación, que a veces hace difícil el escalamiento en la montaña.

En La Chiva tiene tres salas o galerías espaciosa, donde se pueden apreciar estalactita y estalagmita y raíces de árboles que buscan encontrarse con los rayos del sol, sirviendo para el entretenimiento del visitante, que se encaraman hasta la advertura de la caverna.

 

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Secciones

Noticias Regionales

Nosotros

Síguenos