Las mentiras piadosas del presidente

Danilo Medina, presidente constitucional de República Dominicana. Danilo Medina, presidente constitucional de República Dominicana.

“No hay nada que podamos hacer contra la estupidez humana y es tan peligrosa como el poder que permite a algunos hombres en el mundo estar por encima de los demás aún no teniendo el derecho de poseerlo”-dice Daniel Marques- quizás en referencia al mal manejo de los gobiernos, quienes fundamentan sus discursos en mentiras piadosas para confundir al electorado y justificar el robo en defensa de sus acreedores de fortunas ilícitas, a través de la administración pública.

La desnudez de los discursos de toma de posesión del presidente Danilo Medina, son el epicentro de mentiras piadosas, confusas, abusivas, inmorales, fraudulentas y justificativas de casos dolosos que han roto los esquemas del quehacer político, a fin de que los ciudadanos crean que el gobierno está interesado en mejorar o combatir la descomposición que corrompe al país.

Para que las políticas de desarrollo y estabilidad sean posibles y funcionen, debe ponerse en marcha un plebiscito institucional con característica y visión positivista, encarado en las exigencias de la sociedad civil que es la menos empoderada de los beneficios provenientes del pago de impuestos, pero la más torpedeada por los desafueros del gobierno.

Lanzando los guardias y policías a las calles no se puede controlar el estado de descomposición que traspasa los límites fronterizos de la inseguridad ciudadana. Esto podría abrir las cortinas para incrementar la corrupción, la inseguridad y la violencia, visto que los uniformados no disponen de recursos tecnológicos, transporte, alimentación y armamentos para enfrentar la parafernalia delincuencial que diariamente lleva luto y desesperación a los hogares dominicanos.

Es una vulgar mentira del gobierno confundir a la población haciendo acopio de que durante su gestión se han instalado en el país 52 empresas y 8 parques de zonas francas, que según dice, representan 17 mil nuevos empleos directos y una generación en divisas de US$62.6 millones, cuando las necesidades de la gente son cada vez más oportunas y el desempleo es extremadamente imperante.

Los avances en materia económica del país - de acuerdo con el presidente Medina - en la generación de divisas, a través de la minería y el turismo, son un reflejo de lo mucho que hemos avanzado, sin embargo, los hospitales públicos han colapsado, porque el presupuesto está por debajo del 2 por ciento y la tasa de analfabetismo es la más alta de América Latina. ¿Si hemos crecido en tal virtud – señor presidente - por qué no se le garantiza al pueblo mayor estabilidad en los servicios públicos?

Los recursos del estado dominicano se los están distribuyendo entre una minoría que tiene su albergue en el Comité Político y  Central del PLD (Partido de la Liberación Dominicana), los cuales se cubren con el manto de algunos mozalbetes que pululan en su entorno y que les hacen el papel de voceros para justificar sus atrocidades. Pero el pueblo se despertó y con pacifismo, autoridad, poder de convocatoria y sin sobornos se ha levantado, mientras el gobierno prefiere callar antes que responder con positivismo a los reclamos de la gente que vive en carne propia la descomposición del país.

Cuando los pueblos se levantan es porque piensan y todo el que piensa para mejorar globalmente es porque es inteligente. Como los dominicanos no somos pendejos, debemos reclamar, levantarnos, exigir y hacernos sentir, como aquel que dirige una tropa en la guerra con la esperanza de que al final saldrá victorioso.

El autor es Periodista

Vive en Estados Unidos

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Secciones

Noticias Regionales

Nosotros

Síguenos